Comunicado Olimpiada Internacional de Filosofía

Queridas y queridos olímpicos:

En primer lugar, queremos agradeceros la participación en la Olimpiada Internacional de Filosofía, que este año se ha mantenido en los mismos porcentajes del año pasado.

Ahora bien, como de todas/os es sabido, vivimos días de incertidumbre causados por el coronavirus COVID-19. La declaración por la OMS de situación de “pandemia” hace que en los distintos países (como el Estado de Alarma instaurado el sábado 14 en España) se estén replanteando los plazos y fechas de los eventos culturales y académicos en los próximos meses. Este es el caso de la Olimpiada Internacional de Filosofía (IPO), que estaba programada para los días 21-24 de mayo de 2020 en Lisboa. Desde el equipo organizador de la Olimpiada Internacional en España no queríamos dejar de informaros sobre las novedades en torno a la celebración de la misma y las distintas posibilidades de celebración que nos sugiere el comité organizador de la IPO.

En primer lugar, os comunicamos las certezas: este año no iremos a Lisboa. El comité portugués ha cancelado como tal la IPO 2020. No se va a retrasar ni se va a reubicar el calendario. Es decir, no habrá viaje y no habrá evento en mayo ni este año. Creemos importante dejar esto claro y sí, lamentar, que no se pueda hacer nada por evitar este acontecimiento.

En segundo lugar, las incertidumbres: desde el comité organizador de la IPO y la FISP se está barajando la posibilidad de que los alumnos seleccionados para esta edición de la Olimpiada participen en alguna clase de IPO virtual. De momento, la fecha, coordinación, funcionamiento y contenidos de la misma nos son desconocidos. Por ello, sólo podemos adelantaros que es un tema que se discute ahora mismo sin previsiones ciertas sobre cuándo se decidirá qué.

Esperamos poder facilitaros más información y valorar la posibilidad de aprovechar la Olimpiada Virtual este año una vez se empiecen a despejar tantas incógnitas.

Os adjunto también en pdf el comunicado para que lo podáis difundir

Un saludo muy cordial,

Concha Roldán Panadero (Instituto de Filosofía – CSIC)

Roberto R. Aramayo (Instituto de Filosofía – CSIC)

Ricardo Gutiérrez Aguilar (Universidad Complutense de Madrid (UCM)/ Instituto de Filosofía – CSIC)

NOTIFICACIÓN: SUSPENSIÓN OLIMPIADA

Debido al cierre de todos los centros educativos de la Comunidad, nos vemos obligados a cancelar todos los actos presenciales de la Olimpiada Filosófica de Madrid, programados para los días 19 y 20 de marzo.

Queremos transmitir a todos los profesores y alumnos finalistas que todo el trabajo que han hecho hasta ahora será igualmente considerado, obteniendo sus diplomas y recibiendo los premios que correspondan cuando sea posible.

Se están barajando distintas posibilidades para elegir los premiados de dilema y disertación; avisaremos de posibles aplazamientos u otras medidas según se desarrollen los acontecimientos, de lo cual iremos informando puntualmente.

 

 

FINALISTAS X OLIMPIADA FILOSÓFICA DE LA COMUNIDAD DE MADRID

CURSO 2019-2020

DISERTACIÓN

CENTRO  ALUMNO/A PROFESOR/A
I.E.S VENURA RODRÍGUEZ Miguel Marín Cuadrado Pilar Sánchez Trejo
I.E.S RAMIRO DE MAEZTU Andrea Miramontes Serrano Juan Manuel Espinosa Ares
I.E.S MAESTRO MATÍAS BRAVO   lara suarez garcía Mª DOLORES RAMOS MARJALIZO
I.E.S DUQUE DE RIVAS  Sergio Blázquez Segovia César Tejedor De La Iglesia
COL. KENSINGTON SCHOOL Lucía Berganza Carrasco Esther García Tejedor
COL. NTRA SEÑORA de las  MARAVILLAS   Gonzalo Carrero Alonso Doris Veiga Collado
I.E.S SAN ISIDRO  Inés Araujo Cañas Francisco J. Hernández Agundez
I.E.S MANUEL FRAGA IRIBARNE Carmen alises mateo María Lourdes Durán Díaz
I.E.S LA SERNA Daniel Torres González Esther Diaz Sanz
I.E.S ANA MARÍA MATUTE Gheorgica Elena Cornelia Constantin Javier López González
COLEGIO ESTUDIANTES Claudia Perales López Juan María Ligros Charlez
I.E.S MARIA DE MOLINA Álvaro Rodríguez Nevado Almudena Gavilán Martínez
I.E.S TIRSO DE MOLINA Jesús Gálvez Javier Mendez
I.E.S. GERARDO DIEGO Eduardo Sánchez Ramos Maria José Sánchez Huertas
I.E.S. GERARDO DIEGO Iciar Arnal Tribaldos Maria José Sánchez Huertas
COLEGIO BASE S.L. Delfina Santiago Meshcherskaya David Nava Gutiérrez
COLEGIO MONTPELLIER Ágata Pérez Jiménez José Antonio Aguilera Martínez
I.E.S. GREGORIO MARAÑON Marcos Abelairas Lara Amaya De La Riva Morillo
I.E.S LOS CASTILLOS Darean Alberto Suárez Nogueira
COLEGIO LOGOS

 

Diana Miranda Martín Héctor Martínez Ruiz
RESERVAS
PRIMER RESERVA: I.E.S. SOTO del REAL Manuel Rodríguez Muñoz Eva Camargo
SEGUNDO RESERVA

I.E.S MARIANO JOSÉ DE LARRA

Elena Pérez Bacaicoa Susana Eusebio Díaz

 

DILEMAS MORALES

 

CENTRO ALUMNO/A PROFESOR/A
IES MANUEL FRAGA IRIBARNE Guillermo Rodriguez Rus Lourdes Durán
IES JAIME FERRÁN CLÚA Joel Martínez Villamil David López Muñoz
CARDENAL CISNEROS Isabel Duque Hernando Carmen Santander García
IES JAIME FERRÁN CLÚA Sara Navarro Gargallo David López Muñoz
COLEGIO ARCÁGEL SAN GABRIEL Elisa Marquina
IES SEVILLA LA NUEVA Omaima El Khattabi El Hassnaoui Marta Bernaldo De Quirós
IES SEVILLA LA NUEVA Cruz Rodríguez Gaya Marta Bernaldo De Quirós
IES FELIPE II MADRID Andrea Viegas Lugo Petra Gómez Sanz
IES IGNACIO ELLACURÍA. ALCALÁ DE HENARES Lucía Devide Berrojo Maria Del Carmen Hernández Sánchez
IES SAN USUDRI Marcos Cabellos Hernández Francisco Javier Hernández Agúndez
IES GERARDO DIEGO Dipa Carmen Blázquez Yerbes María José Sánchez Huertas
IES EL PINAR DE ALCORCÓN Giani Reyes Nieto. Manuel Corbera del Rivero
IES ALPEDRETE Mario Durán Roberto Rodriguez
IES BURGO DE LAS ROZAS Esther Jiménez Vaquero Carlos Miranda García
IES ANTONIO FRAGUAS FORGES Lucía Alarcón Laínez Michele Botto
IES ANA MARÍA MATUTE Raquel Pastor Navarro Guillermo García Domingo
CARDENAL CISNEROS Andrés Rodríguez Parra Carmen Santander García
COLEGIO LAS TABLAS Jorge Ferrero Jorge Valero Berzosa
INSTITUTP VERITAS Diego Grau González Mariana Oroño Kusina
IES BURGO DE LAS ROZAS Irene García Gil Carlos Miranda García
Reservas
IES SAN ISIDRO Celia Jaén Blázquez Francisco Javier Hernández Agúndez
IES VALLECAS I Ismael Morales Palomino Hermenegildo Fernández Menéndez

FOTOGRAFÍA

CENTRO EDUCATIVO ZOLA VILLAFRANCA Alejandro Andrés Martínez Nuria García Iglesias
CENTRO EDUCATIVO ZOLA VILLAFRANCA Javier Navarrete Zamaría Nuria García Iglesias
COLEGIO QUERCUS Ainoa Navarrete Jareño Nacho Moreno
COLEGIO NUESTRA SEÑORA DE LAS MARAVILLAS Eva Santos Sánchez

 

Doris Veiga Collado

 

IES CERVANTES Luisa Diezma Mazarrasa César Prestel Alfonso
IES DUQUE DE RIVAS Alexander Angelov Petrov César Tejedor de la Iglesia
IES EL ESPINILLO Javier Romero Martín-Poertugues Consuel Nistal Prieto
IES EL ESPINILLO Sandra Pérez Triguero

Sara Arcilla García

Consuel Nistal Prieto
IES FELIPE II Adrián López Cruz Luz Suárez Navarro
IES JOAQUIN RODRIGO Eva Núñez Sanz Garikoitz Gamarra Quintanilla
IES JOAQUIN TURINA Ricardo Pérez Padrós María Dolores Pardo García
IES IGNACIO DE ELLACURÍA Pablo Fernández Izquierdo Maria del Carmen Hernández Sánchez
IES  LAS LAGUNAS Hassnae Arazzouk Silvia López Valera
IES PROFESOR ÁNGEL YSERN Sebastián Andrés Mayorquín Posada Cruz Antón Jiménez
IES PROFESOR ÁNGEL YSERN Zakaría Benzian Lahjajba Cruz Antón Jiménez
IES PROFESOR JULIO PÉREZ Sara Ramos Ramiro Ángel González García
IES RAMIRO DE MAEZTU Elena Álvaro Salas Mª Jesús Díez Sánchez
IES SEVILLA LA NUEVA Martina Martín Ruiz Pilar Mancebo Pérez
IES SIMONE WEIL Julia Barrantes Artalejo Belén Quejigo Sánchez-Guijalbo
INSTITUTO VERITAS Ximena López Reyes Mónica Plaza Camps
RESERVAS  
IES CERVANTES Estela Olmos Alonso César Prestel Alfonso
IES  IGNACIO DE ELLACURIA Sara Arcilla García Maria del Carmen Hernández Sánchez

 

VÍDEO

 

CENTRO ALUMNO/A(S) Profesor/a y

Centro

IES Antonio Fraguas Forges Jaime de la Torre, Manuel Villalta, Adrián Muñoz Michele Botto
IES San Isidro

 

Alejandro Díaz de Losada Ferrer/ Daniel Arnal Mendoza/ Miguel Nieto Simón Francisco Javier Hernández Agúndez
Ntra Sra de las Maravillas Valentina Arcaya Quintero Doris Veiga Collado
I.E.S. Cañada Real Paula Andrea Cortés Mª del Rosario Sánchez García
Ramiro de Maetzu Etienne Jorge Demerson

Marina Cano

José Manuel Martínez Pulet
Ntra Sra de las Maravillas Lucía Larraza Esparza

Ángela Luengo López

Doris Veiga Collado

 

 

DEBATE

IES Joaquín Turina. Profesor: Fernando Fuentes Megía.

– García Lacuna, David

– Moncayo Bomati, Claudia

– Noguera Torrente, Marco

– Pana, Elena Alina

– Pavía Bravo, Paula

 

IES Profesor Julio Pérez. Profesor: Ángel González.,

 

 

Tema de la próxima olimpiada: El poder del mito

El poder del Mito es el tema propuesto para la X Olimpiada Filosófica de la Comunidad de Madrid.

Aquí os dejamos los materiales que han ido enviando diferentes profesores con actividades para el aula. Si tenéis textos o contenidos de interés, o practicáis dinámicas de clase que os parezcan adecuadas al tema y queráis compartir con nosotros, serán bienvenidos. También visitarnos en Facebook, donde encontraréis más material y podréis interactuar con nosotros.

Olimpiada Filosófica Española

El 26 y 27 de abril tuvo lugar en Málaga la final de la Olimpiada filosófica de España, a la que acudió la Comunidad de Madrid con once finalistas de las cuatro modalidades (vídeo, fotografía, dilema moral y disertación).

 

Los alumnos del IES San Isidro, Carlos Cuervo, José Luis Megía y Joan Orbegozo se llevaron el tercer premio nacional de vídeo. ¡Enhorabuena a los ganadores y a todos los finalistas!

 

 

Aquí puedes consultar los nombres de los ganadores de la OFE.

Y aquí en vídeo ganador, de la Comunidad de Madrid.

VÍDEO

 

DISERTACIÓN

 

 

DILEMA MORAL

 

FOTOGRAFÍA

Las olimpiadas filosóficas

En estas líneas Félix García Moriyón narra cómo nacieron las olimpiadas de Filosofía en España y el sentido que tiene llevar a cabo esta actividad. 

 

Estamos en plena “temporada” de olimpiadas filosóficas, actividades organizadas por un profesorado comprometido con la presencia de la filosofía en secundaria y bachillerato. En la primavera se celebran las finales en las comunidades y la final española. Los días 21 y 22 de marzo fue la final de la IX Olimpiada Filosófica de Madrid (OFM). La final de la VI Olimpiada Filosófica de España (OEF), a la que acuden quienes ganaron sus respectivas Olimpiadas, se celebra en Málaga los días 26 y 27 de abril de 2019. El tema de este año ha sido Realidad y Apariencia en el mundo actual

La historia se remonta a hace dieciocho años, cuando comenzó la Olimpiada de Asturias, centrada en la disertación o ensayo filosófico. Hace catorce años se inició la de Castilla y León. Mi instituto y luego otro centro también de Madrid pedimos participar en esta Olimpiada y nos aceptaron con gusto. Después de tres años participando, convoqué una reunión en el IUCE de la UAM a la que asistieron la SEPFI, el Centro de Filosofía para Niños  y varios profesores y profesoras de filosofía, para organizar la Olimpiada en Madrid, y en el 2011 se celebró la primera OFM. Como novedad, incluimos una segunda prueba, los dilemas morales para alumnado de secundaria, y posteriormente otras dos no escritas: fotografía filosófica y vídeo. Los alumnos participaron así en cuatro pruebas diferentes, y añadimos en Madrid una prueba fuera de competición, el debate filosófico: en el acto de la final, dos grupos de cinco alumnos de dos centros, debaten sobre el tema de la Olimpiada. Esta es, quizá, la actividad más atractiva para los 500 alumnos que asisten a esa final, pues pueden participar también en el debate.

Pasados tres años, en colaboración con la Facultad de Filosofía de la UCM y con la Olimpiada de Castilla La Mancha, la OFM lanzó la propuesta de hacer una Olimpiada Española de Filosofía, celebrando la primera edición en 2015, en Madrid. En esta no hubo muchas comunidades, pero luego se fueron sumando otras y ahora están todas, faltando solo Ceuta y Melilla. Todo un éxito, que logra la implicación de unos 20.000 alumnos (cifra que posiblemente sea bastante más alta en la realidad) y cientos de profesores y profesoras de filosofía.

Dejando a un lado la historia, lo importante son los objetivos. Los últimos incorporados, la olimpiada de Euskadi, lo dejan claro: «Su objetivo es acercar la filosofía a la realidad del alumnado, aumentar su presencia en la escuela, consolidar y complementar los contenidos del currículo, establecer lazos entre el profesorado, abrir vías de comunicación entre la enseñanza secundaria y la universitaria, y promover la reflexión, el pensamiento crítico y el diálogo en la sociedad vasca.»

Podemos mantener que la historia de la enseñanza, y en concreto de la enseñanza de la filosofía, registra  una larga tarea en permanente proceso de revisión y transformación, provocadas por los cambios sociales, económicos, culturales  y políticos y también por las aportaciones que en los dos últimos siglos han ido haciendo las disciplinas de la psicología y la pedagogía. Y en esa larga historia hay quienes han insistido más en la tarea de transmitir unos conocimientos de los que el alumnado debe apropiarse y quienes han puesto el énfasis en implicar al alumnado en la creación de conocimientos. Aunque a finales del siglo XIX, un gran movimiento de renovación pedagógica se presentó como Escuela Nueva, oponiendo una escuela tradicional (puramente transmisora) frente a una escuela innovadora (más volcada en la implicación activa del alumnado en su propio aprendizaje), el hecho es que ambos enfoques son igualmente tradicionales.

En el caso de la filosofía, la dicotomía se planteó ya en la polémica entre Kant (lo importante es enseñar a filosofar) y Hegel (para filosofar hay que saber filosofía). Los “kantianos” pueden apelar sin duda a Sócrates, en parte a Platón y a escuelas postaristotélicas, pero también a Abelardo o a las universidades medievales promotoras de las famosas questionae disputatae o a Tomás de Aquino, cuyas sumas son un modelo de escritura basada en el diálogo de posiciones opuestas en torno a una pregunta. Lo “hegelianos” tienen también importantes antecedentes en la tradición, empezando por Aristóteles, autor del primer esbozo de una historia de la filosofía, y continuando por las diferentes configuraciones de la educación formal en la que la memorización significativa de conocimientos es el objetivo central.

Pues bien, la Olimpiada supera un planteamiento dilemático de esas dos tendencias y propone un enfoque integrador: no se puede enseñar filosofía si no se hace filosofía, destacando la filosofía como un actividad personal de reflexión crítica, y no se hace filosofía si no se sabe filosofía, es decir, si no se está familiarizado con una larga tradición filosófica en la que se han ido planteando preguntas y respuestas. Saber filosofía y hacer filosofía son tareas intrínsecamente unidas. Las cuatro pruebas de la Olimpiada ejemplifican ese enfoque puesto que en todas ellas se pide al alumnado una toma de posición filosófica personal ante un gran tema de carácter filosófico, utilizando el lenguaje escrito y también el lenguaje visual y audiovisual. Y lo mismo ante un problema moral en el que al alumnado se le pide que tome una decisión en la que, en el fondo, está en juego la clase de persona  que se quiere ser y la clase de mundo en el que quiere vivir.

Es decir, se trata de promover un marco general para afrontar la enseñanza y el aprendizaje de la filosofía en la adolescencia, de los 12 a los 18 años, en el que los contenidos y las competencias filosóficas vayan de la mano, siendo tanto la disertación como los dilemas el mejor modo de evaluar el progreso filosófico del alumnado. En esto, curiosamente, coincidimos con las orientaciones del MECD sobre competencias, contenidos y evaluación.

Félix García Moriyón

JORNADA IX OLIMPIADA FILOSÓFICA

Ya son nueve años creciendo, organizando y llevando a efecto un acto destinado a los más jóvenes, a satisfacer su inquietud y su capacidad -esa capacidad fresca y potente que en pocos ámbitos se les permite desarrollar- de cuestionarse la realidad y reflexionar sobre el modo de darle más sentido o de hacerla mejor.

El tema de este año -lo real y lo aparente en nuestro tiempo- se nos presenta desde su enraizamiento en la tradición cultural, como tema clásico, pero con nuevos rostros y nuevas posibilidades de proyección. Las redes sociales cobran aquí un gran protagonismo, pero también el tema más amplio de la tecnología, los relativismos de la posverdad.

Comienza el acto con la conferencia de José Luis Pardo, abriendo esa dimensión de profundidad para el escenario en el que vamos a seguir creando versiones, perspectivas, nuevos ángulos de reflexión con el debate y los trabajos de los estudiantes.

El debate estuvo muy bien armonizado en las dos posturas contrapuestas presentadas por los colegios Altair y La Salle Maravillas. La democracia, el cambio climático, el compromiso social fueron algunos de los temas de máxima actualidad que trataron para debatir si la sociedad busca o no una verdad tras los desmanes de la corrupción, las apariencias de las redes, el sufrimiento de ciertos sectores de la población… O si en el fondo sólo nos sustentamos de apariencia, aceptamos creencias según su utilidad, embebemos nuestro supuesto ser “real” en la apariencia de esa imagen que construimos para los demás. De Popper a Husserl, pasando por Ortega y Gasset; del Watergate a los políticos de nuestro tiempo, disfrutamos de una riqueza de planteamientos que dieron pie a numerosas, sugerentes y hasta apasionadas intervenciones en el público. 

Y como plato final, la entrega de premios a los ganadores y finalistas, con la lectura de la disertación y dilema ganadores y la proyección del montaje de fotografías y vídeos filosóficos.

Se ha conseguido volver a crear un espacio que pretende ser ese foro común a que debemos aspirar que sea nuestra sociedad; donde los temas que nos inquietan se exploran desde sus raíces, donde las inquietudes que se expresan son las que realmente sentimos y, sobre todo, sienten e interpretan los más jóvenes. Donde nos comunicamos, en el sentido mayúsculo de la palabra: desde el lenguaje escrito, oral, visual y dinámico; desde la sugerencia metafórica de la imagen al análisis racional de los temas escritos.

Sólo nos queda seguir queriendo hacer crecer y desarrollar ese potencial, fresco y potente, del pensamiento crítico que nos define como humanos.

Esther García Tejedor

 

EL DEBATE NUESTRO DE TODOS LOS AÑOS

Comentario a cargo de Francisco Javier Rodríguez Buil.

Como cada curso, uno de los momentos estrella de los actos de la Final de la Olimpiada es la celebración del debate entre alumnos de dos centros educativos que defienden posturas opuestas sobre el tema de reflexión de cada año. En éste debatieron 5 alumnos del Colegio La Salle Maravillas, defendiendo que existe una realidad tras las apariencias, frente a otros 5 alumnos del Colegio Altair que argumentaron que no hay una realidad única, sino solo apariencias.

 

Tras la presentación por la moderadora, Esther García Tejedor, miembro de la Comisión organizadora, dio comienzo el debate, en el que cada interviniente exponía sus ideas con el tiempo limitado a 2 ó 3 minutos y con la manecilla del gran reloj proyectado en pantalla corriendo de modo que el gong que anunciaba el final del tiempo se cernía sobre los alumnos. El orden de intervención se decidió el azar, lanzando una moneda al aire.

En la primera intervención La Salle Maravillas, tras entregar un poco misteriosamente una imagen al equipo contrario, definió lo que iban a entender por realidad y apariencia en sus intervenciones. Respondió Altair con el Mito de la caverna platónico, reconociendo que la realidad está ahí, y eso no lo iban a discutir, pero sólo la conocemos a través de sus apariencias e interpretación, y hoy más que nunca parece tener razón Nietzsche, al haber suprimido el mundo de las ideas y decir que sólo existe el cambiante mundo de lo aparente.

La segunda intervención se centró en los medios de comunicación. El representante de La Salle argumentó que es posible llegar a conocer la verdad de los hechos gracias a los buenos profesionales que investigan y a unos lectores que hagan una lectura crítica que renuncie a los prejuicios. El alumno del Colegio Altair contraargumentó con ejemplos de fake news  y de posverdades que han resultado asumidas colectivamente y se han generalizado en la sociedad.

La tercera intervención se centró en la política. La alumna que defendía la postura del Colegio La Salle reconoció que hay políticos que manipulan la verdad, pero que ésta termina imponiéndose. Su argumento giró en torno a dos ejemplos el del Watergate escándalo inicialmente negado por el partido republicano estadounidense y el del Brexit, cuyos partidarios afirmaban que el Reino Unido se ahorraría millones de libras esterlinas saliendo de la Unión Europea. El tiempo, dijo, obligó a Nixon a dimitir y demostró la falsedad del ahorro de esos millones, porque en ambos casos había una realidad frente a la que las falsedades se podían contrastar. El alumno del Colegio Altair respondió con el ejemplo de la política Cristina Cifuentes, que tuvo que dimitir de su cargo al día siguiente de hacerse público un video en el que supuestamente robaba. No pudo ir a un juicio para intentar defenderse y demostrar otra realidad de su apariencia como ladrona, pues en política la apariencia lo es todo, como ellos defienden.

En el cuarto turno de intervenciones el Colegio La Salle Maravillas centró su argumentación en el cambio climático insistiendo en que, más allá de las falsas apariencias que aportan los que lo niegan, hay datos que apoyan su realidad y en cuanto que reales se terminarán imponiendo. El Colegio Altair arguyó sobre este apartado que hoy más que nunca importa más la utilidad que la verdad, y que hay mentiras –es decir, apariencias- muy, pero que muy útiles. Por eso triunfan.

Finalmente, el quinto turno de oradores versó sobre realidad y apariencia en las redes sociales. Que reflejan una realidad que está detrás es innegable, dijo el miembro de La Salle, y así lo demuestra que la policía recurra a las redes sociales para atrapar a delincuentes y varias docenas de estos han sido capturados gracias a informaciones obtenidas en ellas. El alumno del Colegio Altair insistió en que las redes sociales se nutren de apariencias y lo ejemplificó con el caso de un famoso que colgó un video donde aparentaba estar muy feliz con su familia…y al día siguiente se suicidó.

Tras las exposiciones se abrió el turno de preguntas hechas por el público, con numerosas intervenciones dirigidas a ambos equipos, y respuestas que a veces se iniciaban con la hilaridad del respetable pero que siempre terminaban con grandes ovaciones. El momento cumbre llegó cuando una alumna dirigiéndose a los representantes del Colegio Altair expresó breve y firmemente lo siguiente: “si la realidad no existe, vosotros mismos no sois reales, vuestros argumentos son solo apariencia y vuestra postura no tiene fundamento real”; a lo que otra añadió “¿cómo vivís vuestro día a día desde la apariencia y sin conocer la verdad? En una intervención con buena oratoria que, como las anteriores, arrancó fuertes aplausos de los asistentes, respondió el alumno del colegio Altair con un dicho japonés según el cual los humanos tenemos tres caras, la que mostramos al mundo en general, la que mostramos ante los amigos y la que nos mostramos a nosotros mismos. Existe una realidad, afirmó agarrando la botella de agua que tenía delante, pero sólo la conocemos a través de nuestras propias construcciones socioculturales, nuestros prejuicios, normas y valores aparentes. Aunque haya una realidad, vivimos en, por, para y dentro de las apariencias.

Y hacia las 12:30 horas, la moderadora dio por terminado un debate tan vivificante y semilla de reflexión filosófica como en años anteriores.

CONFERENCIA: ¿Está la realidad sobrevalorada? Las desventuras de la apariencia.

Este año la conferencia corrió a cargo de José Luis Pardo, catedrático de Filosofía de la Universidad Complutense de Madrid.

La gran polémica con que se abre el tema es: ¿Qué es real y qué es aparente? Jugar con esa contraposición puede tener serias consecuencias en el modo en que organizamos nuestras vidas y afectamos a las ajenas. Cierto sentido de la “realidad” (lo oculto, lo que no se ve, lo que da sentido a lo visible) puede convertirse en una trampa frente a esa “apariencia”. ¿Qué es lo real? ¿La verdad subyacente a la bondad de una ideología o las formas de vida que genera en su implantación? Cuando el afán de justicia nos lleva a dar por real que un sistema social es óptimo, ¿Debemos desechar como apariencia los sufrimientos que genera en su nombre?

La realidad, insondable y fundante, como opuesta a lo aparente, a lo vivido, a lo sentido, abre cuestiones complejas para el ser humano que tiene que vivir buscando la una o tratando con la otra. El color, como sabemos, es aparente. Pero ¿debo por ello negar lo azul -por ejemplo- del mundo que se me presenta, porque sé que sólo es la interpretación de unas ondas? ¿Tengo acaso otra opción para tratar, como ser individual y sensitivo, con lo azul, más que con el modo en que se me aparece? Vivir buscando el trasfondo del azul o asumiendo su color -asumiendo, en fin, las creencias, ideales y expectativas que mi sociedad me presenta- fue una de las preguntas que se hicieron, una cuestión de profundas implicaciones, porque la pulsión de verdad no podemos perderla, pero para vivir el mundo, necesariamente, se me aparece con un determinado rostro, con una determinada máscara.

Se plantea la cuestión de que hay una utilidad en la apariencia, incluso directamente en el autoengaño. Participamos en el engaño de los Reyes Magos, porque en el fondo pensamos que todo niño debería ser feliz. Participamos en nuestro autoengaño sobre la honestidad de los políticos, porque en el fondo necesitamos creer en las instituciones y mantenerlas. Pero si hubiera que buscar una realidad más profunda al hecho de que sabemos que hay niños que sufren, que muchos políticos no son honestos, esa realidad sería algo que señala a nuestra moral profunda: la peor pesadilla que podríamos concebir es vivir en un mundo en el que no nos indignase la deshonestidad de los políticos ni nos doliese el sufrimiento de un niño.

Esther García Tejedor