Dilemas morales 2019-2020

DILEMAS ORIENTATIVOS

Los siguientes cinco dilemas plantean problemas relacionados con el tema de la X Olimpiada Filosófica de Madrid. Han sido elaborados por la comisión de dilemas de la Olimpiada y se ofrecen como orientación. En la prueba final no se pondrá ninguno de estos cinco dilemas, pero sí otro relacionado igualmente con el tema.

1. Greta Thunberg: un mito contemporáneo

La adolescente sueca Greta Thunberg es conocida por liderar la protesta contra el cambio climático y el deterioro medioambiental, consecuencia de una sociedad y una economía consumistaa, no han mostrado, durante mucho tiempo, respeto por el planeta.

Sus acciones desde el 2018 han sido fuente de inspiración para muchas personas en todo el mundo. La apoyan científicos, personalidades influyentes a escala mundial y, lo que es más importante, ha conseguido concienciar a millones de personas en todo el mundo sobre la crisis medioambiental en la que estamos entrando sin que se tomen medidas adecuadas para cambiar el rumbo de nuestro actual sistema económico y social. Muchos líderes y gobernantes de diferentes países que quieren entrevistarse con Greta, pues son conscientes de su enorme popularidad y su capacidad de movilización se extiende por todo el mundo.

Una periodista, indagando sobre la vida de Greta Thunberg, descubres que gran parte de lo que le rodea es, en realidad, una farsa: su padre y su madre se dedican al mundo del espectáculo (el padre, Svante Thunberg,es productor de teatro y actor de televisión y su madre, Malena Ernman, es canntante de ópera) y siempre han querido convertir a Greta en un personaje público con la esperanza de obtener beneficios económicos. En el fondo es un personaje diseñado para interpretar un papel y convertirse en un mito, lo que puede generar grandes beneficios.

Por otra parte, es un mito positivo que está consiguiendo algo bueno: concienciar a la gente ante un grave problema. Además, los responsables de los gobiernos y las grandes empresas empiezan a tomar medidas. La periodista no sabe si publicar el reportaje o guardarlo, para no perjudicar lo que está consiguiendo.

¿Qué harías tú si fueras la periodista? ¿Desvelarías la verdad que has descubierto sobre Greta Thunberg y su familia, o guardarías el reportaje?

2. El poder del mito

Rubén ha sido siempre un mitómano del rock más clásico, sobre todo de los Rolling Stones, a los que ha imitado hasta la saciedad en la forma de vestir, peinarse, moverse… Un día se le ocurre grabarse y subir vídeos a internet hablando de sus ídolos. Los vídeos consiguen muchos seguidores y sus compañeros y compañeras hablan de ellos en el recreo; Rubén se siente exultante. Hasta que descubre a un chaval de otra clase que empieza a imitarle a él, a

vestirse como él hace, a comentar incansablemente sus publicaciones. Rubén de repente se siente molesto, y empieza a preguntarse si es bueno tener esa clase de admiradores e imitadores; convertirse en un famoso mito para los aficionados al rock tiene su coste. Pero, además, se da cuenta de que no es bueno querer ser como otra persona, como le ocurre al compañero del centro. ¿Es bueno para él conservar la popularidad aún a costa de esos inconvenientes?

 

3. El mito de la democracia

Pablo no sabe si ir a votar en las próximas elecciones. Por un lado, cree firmemente en la democracia. Piensa que es el mejor gobierno posible, aunque tal como está planteada, es decir con políticos que no son controlados por los ciudadanos y toman decisiones sin consultar, la corrupción, las promesas incumplidas, etc., no tiene ganas de votar. Además, quizás la abstención si la sigue mucha gente, puede servir para dar un toque de atención a la clase política y les obligue a cambiar su forma de actuar en las instituciones democráticas del país. Si seguimos votando, piensa, sostenemos un mito: algo que llaman democracia, pero no lo es, algo que impide solucionar los problemas reales de la vida de los ciudadanos.

Si tu estuvieras en la situación de Fernando, ¿qué deberías hacer, ir a votar por confiar en la democracia o abstenerte, para acabar con algo que ya no es más que un mito que es necesario cambiar?

 

4. La prohibición del hiyab

«En 2012 dos mujeres francesas fueron procesadas y condenadas por vestir “prendas destinadas a ocultar sus rostros en público” en virtud de una ley adoptada en el país en 2010.

Según un comunicado emitido por la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, la ley francesa señala que «nadie puede usar” una prenda de vestir destinada a ocultar la cara en un espacio público.

La norma busca prohibir el uso público del velo islámico completo, que cubre toda la cara, dejando sólo una abertura estrecha para los ojos.

El Comité considera que la prohibición de llevar el niqab en público “menoscababa desproporcionadamente el derecho de los peticionarios a manifestar sus creencias religiosas”, y que Francia no ha explicado adecuadamente por qué es necesario prohibir esa vestimenta.

En concreto, al Comité no le convence la aseveración francesa de que” la prohibición de cubrirse la cara es necesaria y proporcionada desde el punto de vista de la seguridad, o con el objetivo de «vivir juntos en sociedad”.

Sin embargo, los expertos del Comité reconocen que los Estados pueden exigir que las personas muestren sus rostros en circunstancias específicas con fines de identificación. Lo que ocurre es que una prohibición general del niqab era demasiado amplia para este fin.

Asimismo, concluyen que la prohibición podría tener el efecto contrario: confinar a las mujeres en sus hogares, impedirles el acceso a los servicios públicos y marginarlas, en lugar de protegerlas.

El presidente del Comité, Yuval Shany, destacó que «las resoluciones no van en contra de la noción de laicidad, ni son un respaldo de una costumbre que muchos en el Comité, incluido yo ismo, consideramos como una forma de opresión de la mujer», dijo.

Francia tiene un plazo de 180 días para informar al Comité sobre las medidas adoptadas para aplicar la decisión del Comité, entre las que se incluye la indemnización de las dos peticionarias y las medidas adoptadas para impedir que se cometan violaciones similares en el futuro, incluida la revisión de la ley.» (Noticias ONU. 23/10/2018: https://news.un.org/es/story/2018/10/1444152

¿Estás de acuerdo con la decisión de la ONU? ¿Si tú fueras quien ostentara la presidencia de Francia, apoyarías esa decisión o mantendrías el derecho de Francia a prohibir el nikab?

Algunos otros países de la Unión Europea lo prohíben; no es el caso de España.

 

5. El mito tecnológico

Juan y María están discutiendo sobre la pasada convocatoria de la huelga contra el cambio climático, seguida por las concentraciones del movimiento internacional Emergencia climática. Juan considera que debería apoyar esas movilizaciones, porque el problema es muy grave y las políticas económicas y sociales nos están llevando al desastre. Por su parte, María no lo ve tan claro: cree que son exageraciones no fundamentadas. Admite que existe un riesgo importante y que muy posiblemente haya sido causado por los seres humanos, pero piensa que la solución solo puede venir de los avances técnicos lograrán resolver el problema del calentamiento. Los avances tecnológicos han mejorado la vida de los seres humanos y solucionarán el grave problema actual. Juan insiste y le dice que creer que la tecnología va a solucionar algo, no es más que un mito, un mito nocivo y sin fundamento que nos aleja de las posibles soluciones. Es más, la tecnología es muy posiblemente una de las causantes del problema ecológico que nos amenaza. Por eso es tan importante sumarse a las protestas.

¿Te sumarías a las protestas, considerando que el poder de la técnica es un mito, o no lo harías, porque piensas, como María, que efectivamente la tecnología lo va a solucionar?

Estatutos

ESTATUTO DE LA COMISIÓN DE LA OLIMPIADA FILOSÓFICA DE MADRID

OBJETIVOS: La Olimpiada Filosófica de Madrid tiene como finalidad promocionar el interés por la Filosofía entre el alumnado de enseñanza secundaria y bachillerato mediante el concurso de distintas modalidades de reflexión filosófica: disertación, dilemas morales, fotografía y vídeo.

Esta comisión se compone de personas voluntarias que enseñan filosofía y asumen de forma desinteresada las diversas tareas que requiere la promoción de la Olimpiada, la organización de los concursos y el acto de entrega de premios.

FINANCIACIÓN: La Olimpiada se financia con las inscripciones de los centros por la participación en las distintas modalidades. Recibe también algún apoyo del IUCE de la UAM y de diversas entidades privadas. Este dinero se destina exclusivamente a los gastos que la organización genera: edición de material y póster, compra de regalos para los premiados, gastos del conferenciante, etc.

COMPONENTES: Se diferencian dos tipos de miembros: a) permanentes que llevan la coordinación, además son miembros de las comisiones y llevan la tesorería, participando en las reuniones convocadas por quien ostenta la coordinación general a lo largo del curso, y gestionando la Olimpiada eligiendo sus fechas, cartel publicitario, lugares de reunión y celebración de los actos finales, reuniones con la administración educativa y demás entidades. b) No permanentes que participan exclusivamente en la corrección de los trabajos recibidos y en la elección de los finalistas y los premios.

FUNCIONES: Las funciones de cada miembro, que derivan de su puesto en la Comisión son las siguientes:

  • Coordinación general: representa a la comisión, convoca las reuniones, atiende los correos del profesorado.
  • Coordinación de las comisiones de modalidad: reciben los trabajos de cada una de las cuatro modalidades, disertación, dilema, video y fotografía, y los distribuyen bajo pseudónimo entre los miembros de su modalidad para su corrección; en las modalidades de disertación, dilemas y video, preparan el material necesario para el desarrollo de la prueba final.
  • Tesorería: lleva las cuentas e informa de los presupuestos para asumir los gastos.
  • Coordinación de la página Web: se encarga de la edición y actualización de la página web donde se publica toda la información: convocatorias, actas, resúmenes de los actos de la final, materiales de apoyo para los profesores interesados y se guarda el histórico de ediciones anteriores. Coordina también las inscripciones de los centros para participar.
  • Correctores: corrigen los trabajos recibidos según la modalidad en la que voluntariamente colaboran.
  • Funcionamiento de las comisiones de modalidad: Los miembros de cada comisión también participan, junto con quienes se apuntan cada año, en la corrección de los trabajos enviados, así como en la selección del ejercicio para la final (siempre que sus alumnos no participen en esa prueba) y en la organización del acto final. Se encargan de la elaboración de materiales de trabajo para publicar en la web, que ponen a disposición del profesorado como orientación para preparar el tema en sus clases.

En una fecha acordada, que suele ser en torno a febrero, cada miembro de la comisión correspondiente, junto al profesorado que se haya ofrecido para la corrección, recibe un número de trabajos entre los que tiene que seleccionar los que le parezcan más adecuados, eligiendo al menos dos si no encuentra calidad suficiente.

Después, la comisión de modalidad se reúne y selecciona, entre los trabajos que ha corregido cada miembro, a quienes participarán en la final. La persona que lleva la coordinación en las modalidades de disertación y dilemas informará a los seleccionados para presentarse a hacer una prueba final en la fecha que corresponda (suele ser a mediados o finales de marzo), prueba en la que se seleccionarán los tres premios en estas modalidades. En las modalidades de fotografía y video los premios se eligen entre los finalistas el mismo día de la reunión, sin tener que hacer ningún otro ejercicio en la final.

Tema de la próxima olimpiada: El poder del mito

El poder del Mito es el tema propuesto para la X Olimpiada Filosófica de la Comunidad de Madrid.

Aquí os dejamos los materiales que han ido enviando diferentes profesores con actividades para el aula. Si tenéis textos o contenidos de interés, o practicáis dinámicas de clase que os parezcan adecuadas al tema y queráis compartir con nosotros, serán bienvenidos. También visitarnos en Facebook, donde encontraréis más material y podréis interactuar con nosotros.

Olimpiada Filosófica Española

El 26 y 27 de abril tuvo lugar en Málaga la final de la Olimpiada filosófica de España, a la que acudió la Comunidad de Madrid con once finalistas de las cuatro modalidades (vídeo, fotografía, dilema moral y disertación).

 

Los alumnos del IES San Isidro, Carlos Cuervo, José Luis Megía y Joan Orbegozo se llevaron el tercer premio nacional de vídeo. ¡Enhorabuena a los ganadores y a todos los finalistas!

 

 

Aquí puedes consultar los nombres de los ganadores de la OFE.

Y aquí en vídeo ganador, de la Comunidad de Madrid.

VÍDEO

 

DISERTACIÓN

 

 

DILEMA MORAL

 

FOTOGRAFÍA

Las olimpiadas filosóficas

En estas líneas Félix García Moriyón narra cómo nacieron las olimpiadas de Filosofía en España y el sentido que tiene llevar a cabo esta actividad. 

 

Estamos en plena “temporada” de olimpiadas filosóficas, actividades organizadas por un profesorado comprometido con la presencia de la filosofía en secundaria y bachillerato. En la primavera se celebran las finales en las comunidades y la final española. Los días 21 y 22 de marzo fue la final de la IX Olimpiada Filosófica de Madrid (OFM). La final de la VI Olimpiada Filosófica de España (OEF), a la que acuden quienes ganaron sus respectivas Olimpiadas, se celebra en Málaga los días 26 y 27 de abril de 2019. El tema de este año ha sido Realidad y Apariencia en el mundo actual

La historia se remonta a hace dieciocho años, cuando comenzó la Olimpiada de Asturias, centrada en la disertación o ensayo filosófico. Hace catorce años se inició la de Castilla y León. Mi instituto y luego otro centro también de Madrid pedimos participar en esta Olimpiada y nos aceptaron con gusto. Después de tres años participando, convoqué una reunión en el IUCE de la UAM a la que asistieron la SEPFI, el Centro de Filosofía para Niños  y varios profesores y profesoras de filosofía, para organizar la Olimpiada en Madrid, y en el 2011 se celebró la primera OFM. Como novedad, incluimos una segunda prueba, los dilemas morales para alumnado de secundaria, y posteriormente otras dos no escritas: fotografía filosófica y vídeo. Los alumnos participaron así en cuatro pruebas diferentes, y añadimos en Madrid una prueba fuera de competición, el debate filosófico: en el acto de la final, dos grupos de cinco alumnos de dos centros, debaten sobre el tema de la Olimpiada. Esta es, quizá, la actividad más atractiva para los 500 alumnos que asisten a esa final, pues pueden participar también en el debate.

Pasados tres años, en colaboración con la Facultad de Filosofía de la UCM y con la Olimpiada de Castilla La Mancha, la OFM lanzó la propuesta de hacer una Olimpiada Española de Filosofía, celebrando la primera edición en 2015, en Madrid. En esta no hubo muchas comunidades, pero luego se fueron sumando otras y ahora están todas, faltando solo Ceuta y Melilla. Todo un éxito, que logra la implicación de unos 20.000 alumnos (cifra que posiblemente sea bastante más alta en la realidad) y cientos de profesores y profesoras de filosofía.

Dejando a un lado la historia, lo importante son los objetivos. Los últimos incorporados, la olimpiada de Euskadi, lo dejan claro: «Su objetivo es acercar la filosofía a la realidad del alumnado, aumentar su presencia en la escuela, consolidar y complementar los contenidos del currículo, establecer lazos entre el profesorado, abrir vías de comunicación entre la enseñanza secundaria y la universitaria, y promover la reflexión, el pensamiento crítico y el diálogo en la sociedad vasca.»

Podemos mantener que la historia de la enseñanza, y en concreto de la enseñanza de la filosofía, registra  una larga tarea en permanente proceso de revisión y transformación, provocadas por los cambios sociales, económicos, culturales  y políticos y también por las aportaciones que en los dos últimos siglos han ido haciendo las disciplinas de la psicología y la pedagogía. Y en esa larga historia hay quienes han insistido más en la tarea de transmitir unos conocimientos de los que el alumnado debe apropiarse y quienes han puesto el énfasis en implicar al alumnado en la creación de conocimientos. Aunque a finales del siglo XIX, un gran movimiento de renovación pedagógica se presentó como Escuela Nueva, oponiendo una escuela tradicional (puramente transmisora) frente a una escuela innovadora (más volcada en la implicación activa del alumnado en su propio aprendizaje), el hecho es que ambos enfoques son igualmente tradicionales.

En el caso de la filosofía, la dicotomía se planteó ya en la polémica entre Kant (lo importante es enseñar a filosofar) y Hegel (para filosofar hay que saber filosofía). Los “kantianos” pueden apelar sin duda a Sócrates, en parte a Platón y a escuelas postaristotélicas, pero también a Abelardo o a las universidades medievales promotoras de las famosas questionae disputatae o a Tomás de Aquino, cuyas sumas son un modelo de escritura basada en el diálogo de posiciones opuestas en torno a una pregunta. Lo “hegelianos” tienen también importantes antecedentes en la tradición, empezando por Aristóteles, autor del primer esbozo de una historia de la filosofía, y continuando por las diferentes configuraciones de la educación formal en la que la memorización significativa de conocimientos es el objetivo central.

Pues bien, la Olimpiada supera un planteamiento dilemático de esas dos tendencias y propone un enfoque integrador: no se puede enseñar filosofía si no se hace filosofía, destacando la filosofía como un actividad personal de reflexión crítica, y no se hace filosofía si no se sabe filosofía, es decir, si no se está familiarizado con una larga tradición filosófica en la que se han ido planteando preguntas y respuestas. Saber filosofía y hacer filosofía son tareas intrínsecamente unidas. Las cuatro pruebas de la Olimpiada ejemplifican ese enfoque puesto que en todas ellas se pide al alumnado una toma de posición filosófica personal ante un gran tema de carácter filosófico, utilizando el lenguaje escrito y también el lenguaje visual y audiovisual. Y lo mismo ante un problema moral en el que al alumnado se le pide que tome una decisión en la que, en el fondo, está en juego la clase de persona  que se quiere ser y la clase de mundo en el que quiere vivir.

Es decir, se trata de promover un marco general para afrontar la enseñanza y el aprendizaje de la filosofía en la adolescencia, de los 12 a los 18 años, en el que los contenidos y las competencias filosóficas vayan de la mano, siendo tanto la disertación como los dilemas el mejor modo de evaluar el progreso filosófico del alumnado. En esto, curiosamente, coincidimos con las orientaciones del MECD sobre competencias, contenidos y evaluación.

Félix García Moriyón

JORNADA IX OLIMPIADA FILOSÓFICA

Ya son nueve años creciendo, organizando y llevando a efecto un acto destinado a los más jóvenes, a satisfacer su inquietud y su capacidad -esa capacidad fresca y potente que en pocos ámbitos se les permite desarrollar- de cuestionarse la realidad y reflexionar sobre el modo de darle más sentido o de hacerla mejor.

El tema de este año -lo real y lo aparente en nuestro tiempo- se nos presenta desde su enraizamiento en la tradición cultural, como tema clásico, pero con nuevos rostros y nuevas posibilidades de proyección. Las redes sociales cobran aquí un gran protagonismo, pero también el tema más amplio de la tecnología, los relativismos de la posverdad.

Comienza el acto con la conferencia de José Luis Pardo, abriendo esa dimensión de profundidad para el escenario en el que vamos a seguir creando versiones, perspectivas, nuevos ángulos de reflexión con el debate y los trabajos de los estudiantes.

El debate estuvo muy bien armonizado en las dos posturas contrapuestas presentadas por los colegios Altair y La Salle Maravillas. La democracia, el cambio climático, el compromiso social fueron algunos de los temas de máxima actualidad que trataron para debatir si la sociedad busca o no una verdad tras los desmanes de la corrupción, las apariencias de las redes, el sufrimiento de ciertos sectores de la población… O si en el fondo sólo nos sustentamos de apariencia, aceptamos creencias según su utilidad, embebemos nuestro supuesto ser “real” en la apariencia de esa imagen que construimos para los demás. De Popper a Husserl, pasando por Ortega y Gasset; del Watergate a los políticos de nuestro tiempo, disfrutamos de una riqueza de planteamientos que dieron pie a numerosas, sugerentes y hasta apasionadas intervenciones en el público. 

Y como plato final, la entrega de premios a los ganadores y finalistas, con la lectura de la disertación y dilema ganadores y la proyección del montaje de fotografías y vídeos filosóficos.

Se ha conseguido volver a crear un espacio que pretende ser ese foro común a que debemos aspirar que sea nuestra sociedad; donde los temas que nos inquietan se exploran desde sus raíces, donde las inquietudes que se expresan son las que realmente sentimos y, sobre todo, sienten e interpretan los más jóvenes. Donde nos comunicamos, en el sentido mayúsculo de la palabra: desde el lenguaje escrito, oral, visual y dinámico; desde la sugerencia metafórica de la imagen al análisis racional de los temas escritos.

Sólo nos queda seguir queriendo hacer crecer y desarrollar ese potencial, fresco y potente, del pensamiento crítico que nos define como humanos.

Esther García Tejedor

 

EL DEBATE NUESTRO DE TODOS LOS AÑOS

Comentario a cargo de Francisco Javier Rodríguez Buil.

Como cada curso, uno de los momentos estrella de los actos de la Final de la Olimpiada es la celebración del debate entre alumnos de dos centros educativos que defienden posturas opuestas sobre el tema de reflexión de cada año. En éste debatieron 5 alumnos del Colegio La Salle Maravillas, defendiendo que existe una realidad tras las apariencias, frente a otros 5 alumnos del Colegio Altair que argumentaron que no hay una realidad única, sino solo apariencias.

 

Tras la presentación por la moderadora, Esther García Tejedor, miembro de la Comisión organizadora, dio comienzo el debate, en el que cada interviniente exponía sus ideas con el tiempo limitado a 2 ó 3 minutos y con la manecilla del gran reloj proyectado en pantalla corriendo de modo que el gong que anunciaba el final del tiempo se cernía sobre los alumnos. El orden de intervención se decidió el azar, lanzando una moneda al aire.

En la primera intervención La Salle Maravillas, tras entregar un poco misteriosamente una imagen al equipo contrario, definió lo que iban a entender por realidad y apariencia en sus intervenciones. Respondió Altair con el Mito de la caverna platónico, reconociendo que la realidad está ahí, y eso no lo iban a discutir, pero sólo la conocemos a través de sus apariencias e interpretación, y hoy más que nunca parece tener razón Nietzsche, al haber suprimido el mundo de las ideas y decir que sólo existe el cambiante mundo de lo aparente.

La segunda intervención se centró en los medios de comunicación. El representante de La Salle argumentó que es posible llegar a conocer la verdad de los hechos gracias a los buenos profesionales que investigan y a unos lectores que hagan una lectura crítica que renuncie a los prejuicios. El alumno del Colegio Altair contraargumentó con ejemplos de fake news  y de posverdades que han resultado asumidas colectivamente y se han generalizado en la sociedad.

La tercera intervención se centró en la política. La alumna que defendía la postura del Colegio La Salle reconoció que hay políticos que manipulan la verdad, pero que ésta termina imponiéndose. Su argumento giró en torno a dos ejemplos el del Watergate escándalo inicialmente negado por el partido republicano estadounidense y el del Brexit, cuyos partidarios afirmaban que el Reino Unido se ahorraría millones de libras esterlinas saliendo de la Unión Europea. El tiempo, dijo, obligó a Nixon a dimitir y demostró la falsedad del ahorro de esos millones, porque en ambos casos había una realidad frente a la que las falsedades se podían contrastar. El alumno del Colegio Altair respondió con el ejemplo de la política Cristina Cifuentes, que tuvo que dimitir de su cargo al día siguiente de hacerse público un video en el que supuestamente robaba. No pudo ir a un juicio para intentar defenderse y demostrar otra realidad de su apariencia como ladrona, pues en política la apariencia lo es todo, como ellos defienden.

En el cuarto turno de intervenciones el Colegio La Salle Maravillas centró su argumentación en el cambio climático insistiendo en que, más allá de las falsas apariencias que aportan los que lo niegan, hay datos que apoyan su realidad y en cuanto que reales se terminarán imponiendo. El Colegio Altair arguyó sobre este apartado que hoy más que nunca importa más la utilidad que la verdad, y que hay mentiras –es decir, apariencias- muy, pero que muy útiles. Por eso triunfan.

Finalmente, el quinto turno de oradores versó sobre realidad y apariencia en las redes sociales. Que reflejan una realidad que está detrás es innegable, dijo el miembro de La Salle, y así lo demuestra que la policía recurra a las redes sociales para atrapar a delincuentes y varias docenas de estos han sido capturados gracias a informaciones obtenidas en ellas. El alumno del Colegio Altair insistió en que las redes sociales se nutren de apariencias y lo ejemplificó con el caso de un famoso que colgó un video donde aparentaba estar muy feliz con su familia…y al día siguiente se suicidó.

Tras las exposiciones se abrió el turno de preguntas hechas por el público, con numerosas intervenciones dirigidas a ambos equipos, y respuestas que a veces se iniciaban con la hilaridad del respetable pero que siempre terminaban con grandes ovaciones. El momento cumbre llegó cuando una alumna dirigiéndose a los representantes del Colegio Altair expresó breve y firmemente lo siguiente: “si la realidad no existe, vosotros mismos no sois reales, vuestros argumentos son solo apariencia y vuestra postura no tiene fundamento real”; a lo que otra añadió “¿cómo vivís vuestro día a día desde la apariencia y sin conocer la verdad? En una intervención con buena oratoria que, como las anteriores, arrancó fuertes aplausos de los asistentes, respondió el alumno del colegio Altair con un dicho japonés según el cual los humanos tenemos tres caras, la que mostramos al mundo en general, la que mostramos ante los amigos y la que nos mostramos a nosotros mismos. Existe una realidad, afirmó agarrando la botella de agua que tenía delante, pero sólo la conocemos a través de nuestras propias construcciones socioculturales, nuestros prejuicios, normas y valores aparentes. Aunque haya una realidad, vivimos en, por, para y dentro de las apariencias.

Y hacia las 12:30 horas, la moderadora dio por terminado un debate tan vivificante y semilla de reflexión filosófica como en años anteriores.